El estrés

photodune-1187504-recycle-bin-filled-with-crumpled-papers-s-320

El estrés es la respuesta automática y natural de nuestro cuerpo ante las situaciones que nos resultan amenazadoras, desafiantes o desagradables y consiste en cambios fisiológicos y psicológicos que se aparecen para poder afrontar esos retos. Nuestra vida y un entorno en cambio constante, nos exigen continuas adaptaciones. En general tendemos a creer que el estrés es consecuencia de circunstancias externas a nosotros, cuando es un proceso de interacción entre lo que ocurre a nuestro alrededor y nuestras reacciones. Cuando la respuesta de estrés se prolonga o intensifica en el tiempo, nuestra salud, nuestra capacidad intelectual y profesional, e incluso nuestras relaciones personales o de pareja se pueden ver afectadas.

Hay muchas situaciones que pueden ser estresantes para una persona. Las circunstancias novedosas o inciertas que obligan a sobrefuncionar para adaptarse a ellas. También las situaciones que implican decisiones importantes, dolorosas o de mucha responsabilidad; los sentimientos de inutilidad y fracaso, las agresiones y la sobrecarga de información.

Aunque el estrés no siempre es malo pues tener presente un desafío incentiva y ayuda a realizar actividades como el deporte, la música, el baile, el trabajo o los estudios. Sin el reto de alcanzar la meta, la mayoría de nosotros no sería capaz de terminar un proyecto o de llegar a trabajar con puntualidad.

Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros, como Google Analytics para realizar análisis de las visitas a la web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si lo desea puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información sobre éstas aquí.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies