El insomnio

photodune-4034795-abstract-s-630

El insomnio es un problema frecuente, en situaciones de estrés, intranquilidad, ante las preocupaciones. Para conseguir un sueño reparador pueden ser útiles algunos consejos sencillos:

  • Tener un hábito de sueño regular, intentar acostarse y levantarse siempre a la misma hora durante los siete días de la semana, incluso aunque se haya dormido poco.
  • No intentar conciliar el sueño una y otra vez. Levántate de la cama y haz alguna actividad distinta y relajante hasta que tengas sueño.
  • No dormir durante el día. Mantener una actividad moderada pero constante. Evitar el ejercicio físico o intelectual intenso inmediatamente antes de acostarse. Procurar que la habitación sea confortable y que en el dormitorio no haga ni frío ni calor. Evitar los ruidos y desconectar los dispositivos electrónicos.
  • También puede ser útil antes de acostarse tomar un baño o ducha caliente, una comida ligera, un vaso de leche templada o alguna infusión sedante, como tila o valeriana. La lectura en ocasiones ayuda a conciliar el sueño. No tomar por la noche líquido en exceso para evitar levantarse al lavabo, no tomar bebidas con cafeína en las ultimas horas del día, ni alcohol, ya que fragmentan el sueño.

Algunas enfermedades físicas o procesos dolorosos alteran el sueño. Si la alteración del sueño dura más de dos semanas y estos consejos no son suficientes, puede ser necesario el tratamiento.

Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros, como Google Analytics para realizar análisis de las visitas a la web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si lo desea puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información sobre éstas aquí.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies