La anorexia o la bulimia

Fotolia_61161299_Subscription_Monthly_M-320

La anorexia y la bulimia tienen en común la preocupación excesiva por el peso y la imagen corporal pero son trastornos diferentes. Una persona  padece un trastorno de bulimia si durante un periodo de tiempo largo, su comportamiento se caracteriza por llevar a cabo atracones recurrentes, entendiendo por ello  la ingesta de alimentos en cantidad superior a lo que  la mayoría de las personas ingerirían. En estas situaciones la persona tiene la  sensación de no poder parar y de falta de control sobre lo que come. La preocupación excesiva por la imagen corporal y el miedo a ganar peso, aunque mucho menor que en la anorexia, hace que la persona se someta a continuas dietas para adelgazar. Encontrarse a dieta frecuentemente produce una reacción por la que el deseo de comida aumenta y resulta más tentador. Como consecuencia de ello, se producen los “atracones”. Después de un atracón suelen aparecer  sentimientos de culpa e intentos de contrarrestarlos. Es frecuente que la persona intente vomitar, consumir  laxantes o realice un  exceso de ejercicio físico.

La anorexia nerviosa por el contrario, se caracteriza por una pérdida autoinducida de peso acompañada por una distorsión de la imagen corporal.

Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros, como Google Analytics para realizar análisis de las visitas a la web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si lo desea puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información sobre éstas aquí.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies