La depresión

photodune-689842-autumn-nature-s-630

La depresión es una alteración frecuente, que se caracteriza por la presencia de sentimientos de tristeza y vacío, pérdida de interés o placer en las actividades habituales, sentimientos de culpa, indecisión, inutilidad o falta de autoestima, además de trastornos del sueño y el apetito. A menudo hay también alteraciones del peso corporal, sensación de cansancio y disminución de la capacidad para pensar o concentrarse, con pensamientos recurrentes de desaparición y muerte.

Puede convertirse en un problema de salud serio, especialmente cuando es de larga duración e intensidad grave y puede causar gran sufrimiento y alterar las actividades laborales, escolares y familiares. La depresión es el resultado de interacciones complejas entre factores sociales, psicológicos y biológicos. A su vez, la depresión puede generar estrés y disfunción empeorando la situación vital de la persona afectada y profundizar la propia depresión. Hay relaciones entre la depresión y la salud física, así, por ejemplo, las enfermedades cardiovasculares pueden producir depresión y viceversa.

La depresión puede llegar a hacerse crónica o recurrente. En su forma más grave, puede conducir al suicidio. Si es leve, se puede tratar sin necesidad de medicamentos, pero cuando tiene carácter moderado o grave se pueden necesitar medicamentos y psicoterapia profesional.

Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros, como Google Analytics para realizar análisis de las visitas a la web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si lo desea puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información sobre éstas aquí.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies