Los psicofármacos

photodune-1229992-drops-of-water-on-leafs-s-630

Los psicofármacos, prescritos y utilizados adecuadamente permiten atenuar o eliminar diversas formas de sufrimiento psíquico: ansiedad, depresión, insomnio, enfermedad maníacodepresiva, trastornos delirantes. Los efectos de los psicofármacos varían según su composición química, las dósis administradas y la sensibilidad individual del paciente.

Asociar este tipo de medicamentos a otras sustancias psicoactivas conlleva ciertos riesgos, sobre todo porque los efectos de ciertas interacciones no son totalmente conocidos. La mezcla con alcohol, por ejemplo, potencia o anula los efectos de cada una de las sustancias.

Por ello, se debe ser muy cuidadoso con su administración y no recurrir a la automedicación. Hay que valorar cuidadosamente su utilidad en relación a sus inconvenientes, ya que muchos de ellos presentan efectos secundarios que hay que conocer. Es muy importante también establecer un buen plan de retirada de la medicación al finalizar el tratamiento.

Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros, como Google Analytics para realizar análisis de las visitas a la web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si lo desea puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información sobre éstas aquí.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies