Vacaciones en familia: problemas y conflictos

Vacaciones en familia: problemas y conflictos

Todos soñamos con tener unas vacaciones perfectas. Aunque la mayoría no salen como uno quiere que salgan.

Por la cantidad de tiempo libre que se tiene en vacaciones y por la convivencia mas prolongada que se genera con la familia y con los amigos, se ponen en funcionamiento mas visiblemente que de costumbre, todos los rituales cotidianos entre sus miembros y frente al exterior.

Éstos sirven para reforzar las reglas propias, que afectan al comportamiento de cada uno de sus miembros en relación a los demás. En algunos casos estos estilos pueden funcionar en vacaciones muy apacible y alegremente por la falta de obligaciones pero en ocasiones las dinámicas pueden llegar a ser conflictivas.

Las discusiones  y la frustración pueden llevar a la separación

Llegar a las vacaciones agotados o tener demasiadas expectativas sobre estas hace que aparezcan situaciones de frustración y mas discusiones. Es curioso que la mayor parte de las separaciones de pareja ocurran justo después de un periodo de vacaciones. En la rutina diaria la distancia de opiniones queda camuflada, pero al romperse esos hábitos o al enfrentarse a situaciones y escenarios distintos hay que hacer una nueva definición de roles, de tareas y de aficiones.

Demasiado trabajo para un momento que se supone de descanso.

Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone