¿Funciona la terapia online?

¿Funciona la terapia online?Con la llegada de la pandemia del Coronavirus nuestras vidas han sufrido un cambio radical, hemos pasado del mundo físico-exterior al mundo interno-doméstico. Muchos de nosotros nos hemos encontrado en nuestras casas llevando a cabo todo tipo de actividades: nuestro trabajo, nuestras reuniones, nuestra vida privada e, incluso, hasta el ejercicio físico. Gran parte de todos estos cambios en nuestra rutina los hemos podido hacer gracias a la tecnología. Las videollamadas nos han permitido mantener estas actividades, conectándonos con nuestros compañeros de trabajo, pero también con nuestras relaciones personales, con amigos y personas queridas.

Como parte de este cambio muchas personas han decidido comenzar una terapia online, bien para mantener la terapia que ya venían realizando desde hace tiempo o para buscar un nuevo tratamiento. La pandemia de COVID-19 ha creado una situación de ansiedad y depresión para muchas personas, lo que se ha traducido en un aumento de la demanda de servicios de salud mental a distancia. La terapia online es una gran herramienta para apoyar a muchas personas durante este tiempo ya que proporciona una alternativa segura a la tradicional terapia cara a cara. Llevar a cabo un tratamiento online puede tener sus limitaciones, pero rápidamente se está convirtiendo en un recurso importante para un número cada vez mayor de pacientes.

La eficacia de la terapia online.

Las terapias online han llegado para quedarse. De acuerdo con una reciente investigación en la que participaron 2000 clínicos dirigida por la American Psychological Association el 76 % de los terapeutas comenzaron a realizar terapias online a raíz de la pandemia. Un 16 % respondieron que habían ofrecido tanto terapia online como en persona. Es interesante resaltar a la hora de considerar si la terapia online es efectiva que las personas que respondieron a este estudio, tanto pacientes como terapeutas, expresaron su satisfacción y su deseo de continuar con una terapia virtual aunque las medidas de distanciamiento social se relajaran en un futuro. Es evidente que la terapia online presenta algunos desafíos pero, a su vez, una serie de artículos publicados en la revista World Journal of Psychiatry también indicaron los altos niveles de satisfacción de aquellos pacientes que han recibido o reciben tratamiento de salud mental a través de medios virtuales. Cada vez más estudios avalan la efectividad de este modelo de terapia, concluyendo que hay pocas diferencias entre los procesos y los resultados entre la terapia online y la terapia en persona.

¿Por qué comenzar una terapia online?

Para algunas personas la transición de una terapia tradicional cara cara a una terapia online puede ser un desafío. La decisión de comenzar una terapia online es una decisión muy personal influida por tus necesidades y por tus preferencias. Si te estás preguntando si la terapia online puede ser adecuada para ti y si es un método efectivo merece la pena no solo considerar la gran cantidad de estudios científicos que han avalado esta nueva modalidad de terapia sino también considerar algunos de los siguientes factores:

  • Cambio de espacio

    Una de las mayores diferencias entre la terapia cara cara y la terapia virtual es la variación del espacio en el que el paciente y el terapeuta desarrollan su relación. Mientras que las terapias tradicionales típicamente tienen lugar en el despacho del terapeuta, la terapia virtual es bidimensional, tienen lugar simultáneamente en tu espacio privado y en un espacio virtual compartido a través de la tecnología. Este cambio en el espacio puede llevar a una disminución del rol de la comunicación no verbal y puede crear un sentimiento de incorporeidad. Nuestra rica variedad de métodos de comunicación está ahora más limitada, por eso, la comunicación verbal ha tomado un papel mucho más importante que antes, algo que no tiene por qué favorecer a todo el mundo.

    No obstante, uno de los sorprendentes beneficios de la virtualización de la terapia es la capacidad de generar un sentido de la privacidad y la intimidad que no se logra de otra manera. Al llevar a cabo el tratamiento en la familiaridad y la privacidad de tu propia casa se puede sentir una mayor sensación de comodidad. Esta sensación de confort crea una desinhibición que permite a muchas personas alcanzar mayores niveles de expresión y de reflexión con efectos terapéuticos positivos. Además, este cambio de espacio puede ser beneficioso para aquellas personas que han evitado servicios tradicionales de salud mental en el pasado por timidez. La intimidad de poder realizar una terapia desde casa, lejos de ser un inconveniente puede llegar a ser beneficioso.

  • Acceso

    Otra de las ventajas más evidentes de la terapia online es el mayor acceso y flexibilidad que permite. Si eres una persona que ha tenido dificultades para encontrar el tiempo necesario para acercarse a la consulta de un terapeuta, la terapia virtual puede ser una solución. La decisión de comenzar esta modalidad de terapia te permitirá mucho más fácilmente encontrar el tiempo necesario para lograr tu equilibrio mental con el profesional que elijas, asegurándote una mayor continuidad en el tratamiento terapéutico. La terapia online también permite a aquellas personas que viven fuera de los núcleos urbanos, en medios rurales, tener la posibilidad de elegir entre distintos terapeutas que no necesariamente están cerca de su residencia o trabajo. Esto es especialmente ventajoso si estás buscando un profesional que esté especializado en determinadas áreas específicas.

  • Tecnología

    En la actualidad existe una multitud de servicios de terapia online. Es vital asegurarte de que la persona en la que vas a confiar sea un profesional acreditado ya que algunas plataformas anunciadas en Internet no cuentan con personal con la acreditación necesaria. También es importante tener en cuenta que la terapia online requiere un buen acceso a Internet y un espacio privado donde poder hablar con tu terapeuta, por lo que además de considerar que tu terapeuta sea un profesional seriamente cualificado deberías también asegurar un buen sistema tecnológico para evitar problemas.

Prepararte para tu sesión de terapia online

Para poder beneficiarte al máximo de tus sesiones de terapia online es importante que te tomes tu tiempo para prepararte y disponer el ambiente en el que las vayas a realizar, asegurándote que esta modalidad de tratamiento no interfiere con la terapia en sí misma. Antes de empezar una sesión online es importante comprobar que la plataforma que vayas a utilizar funciona. Las dificultades técnicas como una conexión a Internet lenta o problemas del software pueden interferir con la calidad de la experiencia terapéutica. Asegúrate de estar usando una red de alta velocidad protegida con contraseña, un ordenador o móvil que esté bien cargado y cerrar todas las aplicaciones que puedan distraerte.

También es vital concentrarse para tener una sesión fructífera. Elige una habitación tranquila, bien iluminada y que ofrezca privacidad, preferiblemente con una puerta que cierre. Pídeles a los miembros de tu familia o a tus compañeros de piso que eviten el espacio en el que vas a trabajar o que no hagan ruido ya que las sesiones duran 60 minutos.

Presta atención a tu nivel de comodidad

Coloca tu aparato para que puedas manejarlo fácilmente mientras estás sentado en una silla cómoda. Ten pañuelo, un vaso de agua cerca y no comas durante la sesión. Antes de que ésta comience silencia todas las notificaciones en el teléfono u ordenador y no contestes a llamadas o e-mails durante la sesión.

No todos los problemas de salud mental son susceptibles de ser tratados online

Es importante tener en cuenta que todos los problemas no pueden ser tratados online. La terapia online no es adecuada para personas con severos trastornos mentales como tendencias suicidas muy fuertes o problemas borderline de personalidad.

La terapia online es una buena opción para personas que buscan una terapia que les ayude a su crecimiento personal y a solucionar problemas de ansiedad, depresión, insomnio, trastornos psicosomáticos, problemas de imagen corporal o terapias de pareja, entre otros.

¿Es la terapia online conveniente para ti?

Considerar todos estos factores puede ser útil para decidir si la terapia online es adecuada para ti. Los últimos estudios realizados han probado que puede ser un método muy efectivo para tratar una variedad de condiciones, permitiendo un enfoque y un acercamiento más estable, flexible y consistente para tu salud mental. No es necesario tener un problema clínicamente diagnosticado para beneficiarse de hablar con un profesional. La terapia online puede ser una buena oportunidad para realizar un primer contacto con un profesional de la salud mental.

Comparte en tus redesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email